secciones

CGT quiere cubrirse con cláusulas gatillo contra la inflación

CGT quiere cubrirse con cláusulas gatillo contra la inflación

La central obrera irá el miércoles a la primera reunión con espíritu oficialista, pero escéptica de la efectiva contención inflacionaria por parte de Guzmán.

La CGT irá este miércoles a la primera reunión formal de presentación del acuerdo de precios y salarios que impulsa el Gobierno con la voluntad de darle a Alberto Fernández un respaldo institucional en la iniciativa y también con una premisa: garantizarse que en las paritarias negociadas bajo el paraguas del posible entendimiento regirán cláusulas de actualización automática de los ingresos para prevenir eventuales disparadas en la inflación. Es el resguardo que los gremios con mayor poder de negociación lograron imponer de facto en los últimos años incluso cuando la gestión de Mauricio Macri prohibió explícitamente los mecanismos de “gatillo”.

El miércoles, tal como anticipó en exclusiva este diario, se concretará el primer encuentro con el sector sindical y la esperada presencia de la CGT, la CTA de los Trabajadores y la CTA Autónoma, por lo menos. Por separado, un día o una semana después el Ejecuivo aún no lo resolvió- irán los representantes de las principales cámaras empresarias. La vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, confirmó durante el fin de semana otro adelanto de Ámbito: el entendimiento estará basado más en una metodología de trabajo a largo plazo de contención de precios y armonización de los salarios en torno de la pauta de 29% de inflación contenida en el Presupuesto 2021, y no se prevé un esquema obligatorio y cristalizado en firmas de los protagonistas.

El ala más “política” del Gabinete económico le había adelantado a la CGT que planeaba poner en marcha un pacto de estas características a mediados de enero. Los portavoces fueron los ministros de Trabajo, Claudio Moroni, y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, principales lazos del Ejecutivo con los gremios y las cámaras empresarias, respectivamente, y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. Sin embargo el anuncio se demoró hasta la semana pasada a la espera de que el ministro de Economía, Martín Guzmán, diagramara un plan para desacelerar la inflación que en el arranque del año dejó números preocupantes. De ahí que la comunicación oficial sobre la convocatoria quedara a cargo de Economía.

En público la CGT se encolumnó rápidamente detrás del proyecto. Aunque en una reunión de la “mesa chica” de conducción los dirigentes advirtieron que no aceptarían topes en las paritarias, hubo una respuesta favorable a explorar “un plan antiinflacionario” con el sector patronal, como reconoció Héctor Daer en esa oportunidad. Durante el fin de semana Carlos Acuña, su colega en la jefatura formal de la central, ratificó por AM 750 su aval a la iniciativa e incluso a la posibilidad de que su resultado determine que “los salarios le ganen por tres o cuatro puntos a la inflación”, como había avisado previamente Todesca. Fue otra señal celebrada por el Gobierno porque la opinión de Acuña es la de Luis Barrionuevo, su jefe político en la CGT y habitual contendiente del kirchnerismo.

Sin embargo, en privado subsisten las dudas por las chances efectivas que tendrá el oficialismo para poner en caja el índice inflacionario. Sindicalistas y empresarios le asignan a Guzmán una particular habilidad para negociar la deuda pero responden con evasivas cuando se los consulta sobre su manejo de las variables de la economía doméstica. Entre esa incógnita y la experiencia de los últimos años, que determinó sistemáticos triunfos del valor de la canasta básica por sobre los aumentos pactados en paritarias los dirigentes esperan asentar las bases para que este año operen cláusulas automáticas de actualización.

La referencia, tanto en este aspecto como en el valor de cierre paritario, será en 2021 la Asociación Bancaria. El gremio de Sergio Palazzo acordó la semana pasada con las entidades financieras una actualización para este año del 29%, el mismo valor de la inflación plasmado por el Gobierno en el Presupuesto 2021. La salvedad es que ese entendimiento incluyó una suba extra de 2,1% que terminó de empatar la inflación de 2020 (había acordado hasta entonces 34% y le restaban esos dos puntos para igualar la escalada de 36,1% en la canasta básica) y pautó además dos cláusulas de revisión durante el año de vigencia.

En el caso de La Bancaria las cláusulas de revisión se demostraron, en algunos casos con más tirantez con los bancos, como virtualmente automáticas. En la CGT preocupa que otros sindicatos con menor capacidad de fuego o pertenecientes a rubros más golpeados por la crisis económica tengan más dificultades para conseguir resguardos de esas características. Por eso será tarea de la conducción de la central intentar una gestión para dotar a sus gremios más desprotegidos de esa herramienta. Hoy habrá contactos telefónicos en todos los niveles de la organización para coordinar la postura que su “mesa chica” llevará el miércoles.







vacunate_marzo_300x200.gifalmirantebraun.jpgVL_300x250-VL_Bicis_GIFs_Casco.gifbanco_nacion_gif.gif
Cronograma electoral que fijó la Justicia para las PASO Nacionales

La Cámara Nacional Electoral difundió este martes el cronograma electoral previsto para este año para la elección de cargos parlamentarios, en el que se estableció que las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) serán el 8 de agosto próximo, dos meses y medio antes de los comicios generales, fijados para el 24 de octubre, se informó oficialmente.

El Producto Bruto Interno cayó casi un 10% en todo el 2020 La Plata

Así lo reveló un informe técnico del INDEC presentado este martes. Hoteles y restaurantes, y servicios sociales y personales fueron los más afectados

info2.jpgdiputados_GIF.gifla_plata_300x250_(5).gifpilar_300x200-01_(1).jpgdefensoria_300x200_(3).gif vacunate_almirante_braun.jpgunnamed_(7)1.jpg